Páginas vistas en total

Translate

lunes, 15 de abril de 2013

A EME A (3)

Cualquier coincidencia con la realidad es pura coinciencia.
Todos los derechos de autor reservados.
Continúo con mi nuevo proyecto. 
Para leer la parte anterior click >>Acá<<
Leer desde el principio hasta lo último subido de corrido, click >>ACÁ<<<<. 
Desde ya muchas gracias por su apoyo, lectura y difusión.
Ju Fernández.


(...)'' No tienen derecho a  vivir siendo tan despreciables.  Yo se que aún no soy nada ‘’agradable’’ a la vista de ellas, pero, llevo cinco años de mi vida viviendo por ellas. Saben que hago mi mejor esfuerzo.

La profesora que tenemos los viernes, es una mujer detestable, casi tanto como su materia. No recuerdo ni el nombre, ni de ella ni de lo que está dando. Garabateo la hoja, esta la hora del receso. La mayoría de las personas  con las que comparto la matería son gente que recursa, así que no los conozco. Al lado mío se sentó un grupo de chicas que tienen pinta de ser bien tontas. Revoleo los ojos. Se que ahora, en el receso, se van a acercar a ‘’hacer sociales’’ y yo no tengo ni un poco de ganas de conocerlas. Estúpidas, feas, repugnantes. Gordas todas gordas. Muy. Que horrible.
_Como te llamas- me pregunta una. La miro de reojo y contesto.
_Iris.
_Que lindo nombre. Yo me llamo Edna
_Ah..
_Ellas son mis amigas Lara, y luna. Estamos recursando esta materia, es odiosa… Vos, recursas también?
_No.
_Ah… Me gusta como te vestis
_Gracias
_Sos muy flaca- Mentirosa, pienso para mis adentros. Quiere convenerme
_Ah.. Gracias- le contesto soprendida. Se me queda mirando.
_comes algo vos? – pregunta riendose, pero se bien que está con los colmillos a la vista, viendo a ver que contesto. Sus dos amiguitas cuchichean entre ellas. La que se llama Luna es baja, muy baja, debe llegar al metro y medio,  como mucho..y estoy exagerando. Hace honor a su nombre. Es redonda. Literal.  Lleva unos horribles pantalones etampados, con un sweter que no combina y le queda mal. Encima la remató con unos zapatos, ya bien pasados de moda. Lara, en cambio, es un poco más alta, pero no, no es flaca. Es casi tan gorda como yo. Tiene unos horribles ojos saltones y una nariz que te anuncia que ella, está llegando. Está vestida de una forma poco memorable, tanto, que pasa por desapercibida.. Yo se que eso es lo que quiere, pero su ganchuda naríz, sus cejas deformes, jamás se lo permitirán.  Edna no es tan fea. Tiene facciones comunes, pero un pelo rubio platinado. La odio. Yo quiero un pelo así. Sería más sencillo complacer a mis diosas si yo tuviera ese pelo. Sería más fácil ser perfecta en su lugar, pero al instante me doy cuenta que ella, jamás lo logrará. Acaba de sacar de su bolso un alfajor, enorme. Asqueroso. Casí me dan nauseas cuando abre el emboltoreo y su nauseabundo olor, golpea mi nariz.  Extiende ese horrible comestible hacia mi  y dice :
_Querés? – Casi le grito que es una desubicada, y una falta de respeto. Después me miro y el brazo y me acuerdo que no todos las siguen como yo, y que me conviene ser cortés, y no tener problemas con nadie.
_No gracias, te lo agradezco.
Sonrié y con la boca llena, y los dientes manchados de chocolate, ataca otra vez
_Segura, tengo otro en la mochila, si queres… Tenes pinta de no haber  comido nada.
_es que no como nada- pensé
__No enserio, te digo, gracias- sorió- Nos vemos después que tengo que ir a buscar a unos amigos.
Huyo de ellas. Ya salí del curso para cuando mi compañera está contestándome.

No hay comentarios:

Publicar un comentario