Páginas vistas en total

Translate

martes, 15 de mayo de 2012

Resignarse

Esperar lo imposible, anelar lo increible, soñar. Soñar despierto, despertar soñando, y no muere, nunca muere, la esparanza nunca muere.
Seguimos ahí con la esperanza de que las cosas cambien, pasen, sucedan, sólo porque si, y esperamos. Se nos pasan las horas, los días, el tiempo, se va y no vuelve. Nos vamos nosotros con el, y nuestras ganas. Porque cada vez que un segundo  más se nos escurre entre las manos, una mínima parte de lo que esperamos se nos escapa también.
Todo se va. Los días, la esperanza, nosotros.
Y terminamos por resignarse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario