Páginas vistas en total

Translate

miércoles, 9 de julio de 2014

Creo que te dediqué más tiempo de que debí haberte dedicado, al final el costo que pagué por todo aquello fue demasiado alto. No se si desperdicié mi tiempo, la verdad es que no lo se, tampoco lo sabré nunca. A veces también me parece una perdida de tiempo volver a pensar estas cosas, pero la realidad es que todavía podes escurrirte en mis pensamientos de cuando en cuando, como cuando el agua se te escapa entre los dedos, de esa manera entras en mi cabeza.

No voy a negar que me asusta un poco que nunca desaparezcas de mi mente. Muchos dicen que eso es lo que pasa con la primer persona que realmente amas, vive en tu cabeza para siempre, porque más allá de lo que la otra persona hizo o no con tus sentimientos, todo aquello que sentiste es tuyo, y de alguna forma u otra, amar es algo sumamente positivo, que le hace bien a uno, y tarde o temprano llegará alguien que podrá corresponder todo ese amor que diste desmedidamentey sin pedir nada a cambio. Sólo que.. el mientras tanto, duele. Mientras ves como te responde las llamadas con toda la dulzura posible, y después se va con otra, mientras alimenta tus ilusiones, y vos ardes en un fuego tan dulce, tan cálido, pero tan falso, que después.. te termina quemando, dolorosa e intensamente, y es tan cruel… aún así es el riesgo que todos corremos por amar a otra persona, por saltar al vacío con todos nuestros sentimientos al aire.Entonces, llega el día que finalmente, decidís liberarte de todo eso. Decidís dejar ir a la persona por la que diste tanto y recibiste tan poco, de aquella que jugar con vos le pareció tan divertido. Entonces, justo entonces en ese momento, aparece, y te cambia la vida, esa persona a la que no le habías abierto la puerta, esa a la que no la habías dejado entrar, llega a desarmarte todos los esquemas, llega a hacerte feliz. Llega, y cambia todo, y ya no importa que tanto sufriste, porque ahora todo tiene sentido. Entendes porque antes nada funcionó, porque nada tenía sentido. Entonces ahí, dejás de tenerle miedo a todas esas ideas y a esa persona que se filtra en tu cabeza sin más ni más, y entendés que no es nada más ni nada menos que el recuerdo de algo que en algún momento te hizo feliz a su manera, pero no vale ni por asomo todo lo que hoy lograste construir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario