Páginas vistas en total

Translate

domingo, 21 de abril de 2013

A EME A (7)


Cualquier coincidencia con la realidad es pura coincidencia.
Todos los derechos de autor reservados.
Continúo con la nueva novela ''A EME A''. 
Para leer la parte anterior click >>Acá<<
Leer desde el principio hasta lo último subido de corrido, click >>ACÁ<<<
(los links se abren en ventanas nuevas)
Desde ya muchas gracias por su apoyo, lectura y difusión, 
sobre todo a aquellos que la están siguiendo, 
y me impulsan e inspiran a seguirla
 Atte. Ju Fernández.
pd. Pablo, si lees esto y me pezcas que seguí 
publicando, no te enojes <3 n.n 


(...)Merlina. Su voz, su risa, los recuerdos que compartimos rebotan de un  lado a otro en mi cabeza. Cada vez que abro los ojos se materializa una imagen nueva de un recuerdo compartido. Una imagen vieja. Sumamente nítida. Como si volviera  a vivirla. Se me aplasta el pecho.  
Me río fuerte, no puedo respirar. Odio las guerras de cosquillas. Merlina, puertas para fuera es una persona sumamente reacia. Una vez que la conoces, creo que es simpática y divertida.  No para de hacerme cosquillas. Pego patas en el aire. 
_No me mientas! Te gusta- grita ella. Yo me sigo riendo con fuerza. Finalmente, consigo librarme de ella, y le contesto.
_Bueno está bien. Sólo un poco. 
Vuelve a la carga, y me río. 
_Mentirosa! Te encanta.
Nos reímos juntas.  Cuando nos reímos así, me siento libre. Cuando nos reímos así, me acuerdo que antes, me reía mucho más. Cuando nos reímos así, lloro. Un poco de risa, un poco de tristeza. Cuando nos reímos así, me olvido de todo. Así es, cuando uno es feliz. 
Siento como las lágrimas se me escapan. Frías y saladas. También un poco amargas. Mi cabeza no me deja en paz. Siento como mi cuerpo se contrae. Quiero vomitar.  Vuelvo a abrir mis ojos, y ahí estamos  las dos, en la plaza de la vuelta de mi casa. Es otoño, me gustan las tardes así. Son tranquilas. Me distraigo mirando a mi alrededor, hasta que merlina me golpea el brazo.
_ No me estas dando bola- sentencia. Es verdad. Estaba muy concentrando mirando el cielo.  – Vos, crees en lo sobre natural?
_Sobre natural? .. En que sentido?
_mm.. Por ejemplo, ¿Crees en los ángeles?
_No.
Ahora ella es la que se distrae y la miro, está como ida, pensando en algo más. 
_Por qué?- le pregunto
_Mi abuela decía que  todos tenemos un ángel que nos acompaña toda la vida. Que se llaman ángeles de la guarda, y que cuando nos desviamos de nuestro camino, aparecen en nuestra vida para guiarnos. 
La miro. Yo también conozco esa misma historia. A mi también me la habían contado de chiquita, pero eran como cuentos para chicos, de esos que solo las abuelas te cuentan.
_Mi abuela también decía lo mismo… Pero, no creo que sea así.  Pensá la cantidad de gente que murió en los últimos años por las guerras, y esas cosas.. Sí tal cosa existiera, nos hubiera salvado.. No te parece?
_Es que hay más ángeles malos que buenos. Ellos hacen lo posible por salvarnos.. A veces no pueden, porque un ángel malo, se apoderó de nosotros.
_sí vos decis.. Yo no creo en esas cosas.- sentencié. 
_Yo quiero que me salven.
_De qué?
_No se. 
Nos desvanecimos las dos. Cierro los ojos con fuerza. Hay algo de estos recuerdos que no me cuadra,  éramos tan distintas hace unos años. Ni siquiera recordaba haber vivido estas cosas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario