Páginas vistas en total

Translate

jueves, 20 de noviembre de 2014

Alan

Hace un tiempo ya, había escrito una novela, (titulada A EME A, un fragmento puede ser encontrado en este blog) en la que un ángel se le presentaba a mi protagonista, como un par, el ángel se llamaba Alan, y en se momento, en el que le puse ese nombre, decidí que mi propio "ángel de la guarda" se llamaría así, porque estaba convencida que ese era su nombre, como también, que Alan, al igual que todos los angeles de la guarda tenía la capacidad de adquirir la forma que necesitáramos en el momento que no necesitemos...  Estoy segura, que hoy, lo vi. Lo vi tan distinto a lo que lo imaginaba, pero fue lo que necesitaba. Yo estaba en la estación terminal del subte, llorando, sintiendo que algo dentro mío se había roto por completo, y que no habría forma de reparlo, sentí que era el fin de muchas cosas, y que no sabría como seguir adelante, y me encontré tan vacía tan desesperanzada, que temí no recordar como volver a casa... entonces apareció, con unos enormes ojos verdes, vestido, y zapatos y a través de los cristales de unos lentes cuadrados me miró. Me preguntó que pasaba, y sin decir nada, me abrazo.  Hablamos dos palabras, pero en ese instante, en el que una desconocida me abrazo y me dio la paz que necesitaba, y dijo esas palabras mágicas, supe que era él. Supe que Alan, se había materializado en una humana, para volverme en mi... para no perder mi eje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario