Páginas vistas en total

Translate

viernes, 12 de abril de 2013

A EME A (1)

Empezamos de vuelta. Espero que les guste. Desde ya aclaro, cualquier tipo de coincidencia con la realidad es PURA coincidencia.  Aviso de ante mano, que es un poco fuerte la temática de esta historia, aún así espero que sepan apreciarla, y le encuentren su lado 'bueno''.
(se sube competa ACÁ , para leer sin los cortes por entrada al blog)

*
A EME A

I
Suplitos


Todavía me acuerdo de esa tarde de lluvia del cuarto año de secundaria. Por la mañana las chicas del ultimo año habían pasado a avisar que teníamos que estar a las tres en nuestro salón de siempre, que nos tenían que comunicar un par de detalles sobre los talleres que ofrecía el colegio. Todas ibamos a asistir porque queriamos saber que era la ‘A. M. A ‘ ,un tipo de ‘secta’ medio reservado, al que sólo pertenecían unas pocas. Yo me había jurado que pertenecería, costara lo que costara. Hasta tres y media no se dieron el lujo de aparecer nuestras informantes. Todas nos mordíamos las uñas y nerviosas cuchicheabamos entre nosotras que sería ese grupo.  Ese salón que siempre me pareció inmenso, en ese momento era mínimo. Me asfixiaba.
Alicia, una de las del último año, entró primera, contó cuantas eramos y salió. Cinco minutos después, con ella entraron Merlina y Analia. Nos miraron a todas. Ana, sonrió. Empezó a hablar:
_ Bueno, se ve que están todas muy ‘’emocionadas’’ por estar acá hoy. Sabemos que lo esperaron por cuatro años. También estuvimos en su lugar. Hoy llegó el día. Hoy van a saber que es ‘A. M. A’.. pero antes, tienen que firmar un pacto de silencio.  Todo lo que se habla acá, queda acá. Sino.. nos veremos obligadas a tomar medidas que.. no queremos tomar.. –sonrió. Todos conocíamos esa sonrisa maliciosa. Ana podría ser la más simpática a simple vista.. pero realmente esa chica, escupia veneno por la boca. Se escondía detrás de su perfecta sonrisa. Ana, la perfecta chica de 17 años, medía un poco menos de un metro setenta, y era la envidia de la mayoría de las nosotras. Alta, flaca y bonita. Lo peor es que también poseia un increíble poder de persuasión. Tenía a todos los chicos del colegio como quería. Asintió al ver que todas accediamos, y nos paso una hoja a cada una. Escribimos nuestros nombres, dni, fecha, no leimos y al final de la hoja, firmamos. Retiro uno por uno, y siguió hablando.
_La que quiera pertenecer a nosotras, debe comprender la complejidad del asunto, no es fácil entrar, pero una vez que entran.. nadie sale.  Las que quieran formar parte a pesar de esto, las invito a quedarse.. las que no.. Por favor, retirense- La mitad de mis compañeras con los ojos como platos, y un tanto espantadas, se retiraron, cuando cerraron la puerta, Ana siguió-  A  EME A, significa Ana, Mía, Alisa. Son nuestras tres diosas. Quieren entrar, entonces les rinden culto.  Pero, es un camino de ida.
Ana se cayo, y se paró a lado de Merlina, Alicia continuó con el discurso:
_Si son sus suplitas, sépanlo, no perdonan. Eligen, deciden y quieren ser perfectas, y realmente hermosas, y  en verdad deciden seguiras, está  bien. Sepanlo, Son las mejores diosas que existen.  Nos dan ese sueño que todas tenemos… A cambio de rendirles culto. Siempre.  No perdonan. Nunca. Como ya dijimos es un camino de ida. No hay vuelta atrás…
Merlina, feliz continuó:
_Serán felices, se los prometemos, serán perfectas, aún nos falta mucho.. pero hay que lograrlo. Estos horribles cuerpos, deben ser reformados a la imagen y gustos de ellas.. Hay que hacerlas felices, y seremos felices…
Es lo último que recuerdo de se día. Todas las mañanas cuando me despierto, me viene la misma escena. Como entré. A EME A, las tres siglas que rigen mi vida, hace más de cinco años.  Las llevo tatuadas en mi ante brazo derecho, para no olvidarlas nunca. Desde ese día dejé de pertenecerme, y comencé a ser de ellas. Me costó mucho acostumbrarme a esa vida. Ahora, estoy bien en ella. Les pertenecí a las tres. De todas formas, ANA es la peor. Fallarle a ANA implica grandes y duras consecuencias. Tal vez un día, despiertes y no puedas mover tus piernas.  Tal vez, te desmayes. Sólo lo hacen para recordarte que son las dueñas nuestras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario